Abilio de Gregorio
Comentarios (0)

La familia, espacio sagrado de personalización

Móstoles (Madrid), 08-05-2010

Protección indispensable

Por todo lo dicho la familia exige una especial protección social que se ha de demandar con la fuerza de quien defiende lo que procrea. Es precisamente la función de personalización que lleva a cabo la familia la mayor aportación que la misma puede hacer a la sociedad. Con frecuencia se suele olvidar que, por ello mismo, es “el primer agente de socialización de las generaciones futuras” y, en consecuencia, “se ha de urgir a los gobiernos a reconocer la maternidad y la paternidad como una función social”. No en vano la familia ha sido reiteradamente declarada por los más altos organismos internacionales como la “unidad básica (primaria, fundamental) de origen natural de la sociedad”.

La familia es “el primer agente de socialización de las generaciones futuras” y, en consecuencia, “se ha de urgir a los gobiernos a reconocer la maternidad y la paternidad como una función social”

Esto supone, pues, que ha de ser objeto de protección y apoyo económico, social y moral por parte de todos los poderes públicos para poder cumplir dignamente sus funciones.

Tal protección y apoyo exigirá:

1.- Que los poderes públicos respeten y promuevan la intimidad, independencia, dignidad e integridad de la familia.

2.- Que el hecho de la paternidad o de la maternidad no sean nunca motivo de ningún tipo de discriminación laboral o social.

3.- Que en todo tipo de políticas culturales, laborales, económicas y de desarrollo se tengan en cuenta prioritariamente las funciones y necesidades de la familia y el impacto que aquéllas puedan tener sobre la comunidad familiar.

4.- Que se respete y se creen las condiciones para hacer efectivo el derecho básico a decidir libre y responsablemente el número de hijos y el momento de tenerlos.

5.- Que toda política de población sea siempre respetuosa e, incluso, valore positivamente el importante papel de la familia, promocionando actitudes conscientes y responsables hacia el matrimonio y la reproducción, situando por encima de cualquier otra consideración el valor de la vida en cualquiera de sus estadios de crecimiento.

6.- Que se reconozca por vía de hechos que los padres tienen el derecho y la responsabilidad preferente de la educación y del desarrollo de sus hijos. Esto supone el reconocimiento efectivo del derecho indeclinable de los padres a elegir el modelo de educación que se ha de dar a sus hijos.

7.- Que se tomen medidas legales dirigidas a garantizar los mismos derechos y responsabilidades de hombres y de mujeres dentro de la familia, así como iguales oportunidades para desarrollar sus potencialidades.

8.- Que se valore el trabajo del hogar como una contribución al desarrollo.

9.- Que se preste especial protección a las familias y a los miembros de de las mismas en situación de desvalimiento.

10.- Que los sistemas fiscales no sean nunca discriminatorios contra la familia, limitando su independencia o el justo derecho de sus miembros a acceder al mercado laboral.

11.- Que los medios de comunicación de masas contribuyan a la creación de un clima de respeto a la familia.

Pero, si importante es demandar la protección de la sociedad a la familia, es mucho más importante conseguir que la familia se proteja a sí misma. Creo que el mayor enemigo de la familia puede ser la familia misma cuando no está dispuesta a cumplir las funciones que su naturaleza le exige. El primer derecho y el primer deber de la familia es ser familia. Los derechos y los deberes que se abandonan terminan por ser arrebatados…


En el Equipo Pedagógico Ágora trabajamos de manera altruista, pero necesitamos de tu ayuda para llevar adelante este proyecto


¿Por qué hacernos un donativo?

COMENTARIOS

(NOTA) Los comentarios pueden enriquecer el contenido de los artículos; sin embargo, reflejan la opinión, sólo y exclusivamente, del comentarista y aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición. Para publicar un comentario es necesario estar registrado.

 

Este artículo aún no tiene comentarios publicados. Puedes ser el primero en darnos tu opinión.

 

Esta web utiliza cookies. Para más información vea nuestra Política de Privacidad y Cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
Política de cookies