Saber mirar
Comentarios (0)

Casa de muñecas

Henrik Ibsen

TEXTO 9
NECESITADOS DE UNA COMUNICACIÓN SERIA


HELMER: ¡Calla! ¿No te has acostado? ¿Te has vuelto a vestir?
NORA (Con su ropa Habitual):
Sí, Torvaldo, he vuelto a vestirme.
HELMER:
¿Y para qué?
NORA:
No pienso dormir esta noche.
NORA:
Siéntate. La conversación será larga. Tenemos mucho que decirnos.
HELMER (Sentándose frente a ella):
Me tienes intranquilo, Nora. No te comprendo.
NORA:
Dices bien; no me comprendes. Ni yo tampoco te he comprendido a ti hasta... esta noche. No me interrumpas. Oye lo que te digo...Tenemos que ajustar nuestras cuentas.
HELMER: ¿En qué sentido?
NORA (Después de una pausa):
Estamos uno frente al otro. ¿No te llama la atención una cosa?
HELMER:
¿Qué quieres decir?
NORA:
Hace ocho años que nos casamos. Piensa un momento: ¿no es ahora la primera vez que nosotros dos, marido y mujer,  hablamos a solas seriamente?
HELMER:
Seriamente, sí..., pero ¿qué?
NORA:
Ocho años han pasado.... y más todavía desde que nos conocemos,
y jamás se ha cruzado entre nosotros una palabra seria respecto de un asunto grave.
HELMER:
¿Iba a hacerte partícipe de mis preocupaciones, sabiendo que no podías quitármelas?
NORA:
No hablo de preocupaciones. Lo que quiero decir es que jamás hemos tratado de mirar en común al fondo de las cosas.


En el Equipo Pedagógico Ágora trabajamos de manera altruista, pero necesitamos de tu ayuda para llevar adelante este proyecto


¿Por qué hacernos un donativo?

COMENTARIOS

(NOTA) Los comentarios pueden enriquecer el contenido de los artículos; sin embargo, reflejan la opinión, sólo y exclusivamente, del comentarista y aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición. Para publicar un comentario es necesario estar registrado.

 

Este artículo aún no tiene comentarios publicados. Puedes ser el primero en darnos tu opinión.

 

Esta web utiliza cookies. Para más información vea nuestra Política de Privacidad y Cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
Política de cookies