Saber mirar
Comentarios (0)

Casa de muñecas

Henrik Ibsen


ACTO TERCERO - ESCENA I

TEXTO 7
UNA TABLA DE SALVACIÓN


KROGSTAD (Bajando la voz):
Cuando la perdí a usted, creí que me faltaba el suelo. Míreme: soy como un náufrago asido a una tabla.
CRISTINA:
Quizás esté próxima la salvación.
KROGSTAD:
La tenía ya, y usted ha venido a quitármela.
CRISTINA:
Yo he sido ajena a la cuestión, Krogstad. Hasta hoy no he sabido
que la persona a quien iba a substituir en el Banco era usted.
KROGSTAD:
Lo creo, puesto que me lo dice; pero ahora que lo sabe,
¿no renunciará al cargo?
CRISTINA:
No, porque a usted no le serviría de nada.
KROGSTAD:
¡Ah! ¡Bah! Yo, en el lugar de usted, lo haría de todos modos.
CRISTINA:
He aprendido a obrar juiciosamente. Me lo han enseñado la vida
y la dura necesidad.
KROGSTAD:
Pues a mí la vida me ha enseñado a no dar crédito a las palabras.
CRISTINA:
En eso le ha dado a usted una sabia lección, pero ¿cree usted en
los hechos?
KROGSTAD:
Tengo buenas razones para hablar así.
CRISTINA:
Yo también soy un náufrago asido a una tabla; no tengo a nadie a quien consagrarme, a nadie que necesite de mí.
KROGSTAD:
Usted lo ha querido.
CRISTINA:
No podía elegir.
KROGSTAD:
¿A dónde quiere usted ir a parar?
CRISTINA:
¿Qué le parece a usted si esos dos náufragos se tendieran la mano?
KROGSTAD:
¿Qué dice usted?
CRISTINA:
¿No vale más juntarse en la misma tabla?
KROGSTAD:
¡Cristina!


En el Equipo Pedagógico Ágora trabajamos de manera altruista, pero necesitamos de tu ayuda para llevar adelante este proyecto


¿Por qué hacernos un donativo?

COMENTARIOS

(NOTA) Los comentarios pueden enriquecer el contenido de los artículos; sin embargo, reflejan la opinión, sólo y exclusivamente, del comentarista y aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición. Para publicar un comentario es necesario estar registrado.

 

Este artículo aún no tiene comentarios publicados. Puedes ser el primero en darnos tu opinión.

 

Esta web utiliza cookies. Para más información vea nuestra Política de Privacidad y Cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
Política de cookies