Saber mirar
Comentarios (0)

Casa de muñecas

Henrik Ibsen


ACTO SEGUNDO - ESCENA II

TEXTO 5
COMPORTAMIENTO DE LOS HIJOS ANTE EL ABANDONO DE LOS PADRES


MARIANA:
Están tan acostumbrados a no separarse de su mamá...
NORA:
Sí, Mariana, pero, ya ve usted, a futuro no podré estar tanto con
ellos.
MARIANA:
Los niños se acostumbran a todo.
NORA: ¿Lo cree así? ¿Cree usted que si su mamá se marchara
para siempre, la olvidarían?
MARIANA:
¡Dios mío! ¡Para siempre!
NORA:
Dígame, Mariana..., yo me he preguntado muchas veces
una cosa. ¿Cómo tuvo usted valor para confiar su hijo a
manos extrañas?
MARIANA:
¿Qué remedio me quedaba, teniendo que criar a Norita?
NORA:
Sí, pero ¿cómo pudo usted decidirse?
MARIANA:
¡Como se trataba de un trabajo tan bueno! ¡Era mucha suerte
para una muchacha que había tenido una desgracia! Porque el
bribón no quería hacer nada en favor mío.


En el Equipo Pedagógico Ágora trabajamos de manera altruista, pero necesitamos de tu ayuda para llevar adelante este proyecto


¿Por qué hacernos un donativo?

COMENTARIOS

(NOTA) Los comentarios pueden enriquecer el contenido de los artículos; sin embargo, reflejan la opinión, sólo y exclusivamente, del comentarista y aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición. Para publicar un comentario es necesario estar registrado.

 

Este artículo aún no tiene comentarios publicados. Puedes ser el primero en darnos tu opinión.

 

Esta web utiliza cookies. Para más información vea nuestra Política de Privacidad y Cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
Política de cookies