Documentación
Comentarios (0)

El auténtico desarrollo humano

A LA LUZ DE LA DOCTRINA SOCIAL CRISTIANA

Andrés Jiménez Abad

El texto básico para desarrollar este aspecto es la Encíclica Sollicitudo rei socialis (30.12.1987), de Juan Pablo II, (SRS) capítulo IV, nn. 27-34. También pueden encontrarse reflexiones sustanciales en: Centessimus Annus, 29, 37-40; y en el Mensaje para la Jornada Mundial de la Paz: “Paz con Dios y con toda la creación” (8.12.1989), en lo relativo a la cuestión ecológica.


“El sentido esencial de esta “realeza” y de este “dominio” (del ser humano sobre la tierra), asignado a él por el mismo Creador, consiste en la prioridad de la ética sobre la técnica, en el primado de la persona sobre las cosas, en la superioridad del espíritu sobre la materia... Se trata del desarrollo de las personas y no solamente de la multiplicación de las cosas de las que los hombres pueden servirse. Se trata... no tanto de “tener más” cuanto de “ser más”.

Redemptor hominis, 16.


El auténtico desarrollo humano
“La historia no es simplemente un progreso necesario hacia lo mejor, sino más bien un acontecimiento de libertad, más aún, un combate entre libertades”. (F. Consortio, 1981, n. 6)

1. “Desarrollo” o “progreso”


“La historia no es simplemente un progreso necesario hacia lo mejor, sino más bien un acontecimiento de libertad, más aún, un combate entre libertades”. (F. Consortio, 1981, n. 6). El desarrollo no es un proceso rectilíneo, ilimitado y automático en el camino de la humanidad hacia un especie de perfección indefinida, como se sostiene en el pensamiento ilustrado. Así lo descubre la conciencia contemporánea ante los trágicos sucesos del siglo XX, jalonado por conflictos mundiales y actos de la mayor indignidad concebible (“la trágica experiencia de las dos guerras mundiales, la destrucción planeada y en parte realizada de poblaciones enteras, el peligro atómico”...)

Por este motivo la doctrina social cristina ha adoptado preferentemente, a partir de la Encíclica Sollicitudo rei socialis, el término “desarrollo” en vez del término “progreso”, aunque procurando dar a la palabra “desarrollo” el sentido más pleno, el de la auténtica elevación humana.


En el Equipo Pedagógico Ágora trabajamos de manera altruista, pero necesitamos de tu ayuda para llevar adelante este proyecto


¿Por qué hacernos un donativo?

COMENTARIOS

(NOTA) Los comentarios pueden enriquecer el contenido de los artículos; sin embargo, reflejan la opinión, sólo y exclusivamente, del comentarista y aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición. Para publicar un comentario es necesario estar registrado.

 

Este artículo aún no tiene comentarios publicados. Puedes ser el primero en darnos tu opinión.

 

Esta web utiliza cookies. Para más información vea nuestra Política de Privacidad y Cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
Política de cookies