Verano 2018
"Cuando doy un concierto, sea en un gran teatro, sea en un auditórium palaciego, o en un monasterio o… tocando sólo para el Papa, como hice una vez ante Juan Pablo II, el instante más emotivo y más feliz para mí es ese momento de silencio que se produce antes de empezar a tocar. Entonces sé que el público y yo vamos a compartir una música, con todas sus emociones estéticas. Pero yo no sólo no busco el aplauso, sino que, cuando me lo dan, siempre me sorprende…, ¡se me olvida que, al final del concierto, viene la ovación! Y le confesaré algo más: casi siempre, para quien realmente toco es para Dios… He dicho «casi siempre» porque hay veces en que, por mi culpa, en pleno concierto puedo distraerme. El público no lo advierte. Pero Dios y yo sí."

(Narciso Yepes)
Fascinados por la belleza

Fascinados por la belleza

PRESENTACIÓN

Narciso Yepes

El drama del hombre moderno y contemporáneo

Solo el encuentro con Dios asienta y multiplica el don de la belleza

Fascinada por la belleza del amor, "el Dios que llevo dentro"

El templo en la ciudad

Gaudí - Reflexiones

Benedicto XVI, Gaudí y la Sagrada Familia

Fascinado por la belleza de la verdad

Fascinado por la belleza de la naturaleza y la creación

CINEFORUM

Hannah Arendt (2013)

Amazing Grace

Converso

DOCUMENTACIÓN

Este FORUNIVER dispone de archivos para descargar, pero es necesario estar registrado



Esta web utiliza cookies. Para más información vea nuestra Política de Privacidad y Cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
Política de cookies