Documentación
Comentarios (0)

Támara de Campos

(Palencia)

Támara de Campos

Sus orígenes se remontan a la repoblación efectuada en la zona durante el siglo X y podrían estar relacionados con la fundación del monasterio de San Miguel, ya mencionado en 960. Posteriormente fue, junto con otras ocho poblaciones, una de las llamadas Nueve Villas de Campos, que compartían términos comunes pero gozaban de ordenanzas propias y contaban con un gobierno federado que se reunía una vez al año en asamblea en Támara.

El 7 de julio de 1127 Alfonso VII de León —que en 1148 otorgó fueros a las Nueve Villas de Campos— se presentó en Támara ante su padrastro, el rey Alfonso I de Aragón, para exigirle la devolución de las plazas ocupadas por este durante la minoría de edad del monarca leonés. Para evitar el enfrentamiento se negoció el Pacto de Támara, en el que el monarca aragonés cedía algunas plazas fronterizas, volviendo los límites a los de 1054, y se reconocía su soberanía sobre Vizcaya, Álava, Guipúzcoa, Belorado, La Bureba, Soria, San Esteban de Gormaz y La Rioja.

Támara de Campos

A finales del siglo XII o en el XIII la Orden de San Juan de Jerusalén fundó un hospital de peregrinos, que influyó en la prosperidad de la villa al verse beneficiada por el paso cercano del Camino de Santiago. Los vecinos de la misma eligieron voluntariamente ser vasallos de la Orden y como tal aparece aún en el Becerro de las Behetrías, a mediados del siglo XIV, si bien los censos publicados en los siguientes siglos ya aparece citada como lugar de realengo.

La villa, en su conjunto, posee la declaración de Bien de Interés Cultural, en la categoría de Conjunto Histórico Artístico, y entre su patrimonio destaca especialmente la iglesia de San Hipólito el Real (también declarada BIC), el Hospital de San Juan de Jerusalén y el monasterio de San Miguel, además de varias casas nobles y los restos de la muralla medieval.


En el Equipo Pedagógico Ágora trabajamos de manera altruista, pero necesitamos de tu ayuda para llevar adelante este proyecto


¿Por qué hacernos un donativo?

COMENTARIOS

(NOTA) Los comentarios pueden enriquecer el contenido de los artículos; sin embargo, reflejan la opinión, sólo y exclusivamente, del comentarista y aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición. Para publicar un comentario es necesario estar registrado.

 

Este artículo aún no tiene comentarios publicados. Puedes ser el primero en darnos tu opinión.

 

Esta web utiliza cookies. Para más información vea nuestra Política de Privacidad y Cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
Política de cookies