Documentación
Comentarios (0)

¿Somos monos evolucionados...?

¿CUÁNDO APARECE EL HOMO SAPIENS?

José R. Ayllón-Octavio Rico:
La película de la vida, Casals, Barcelona

Simios y homínidos en procesión
No hay libro de biología donde no aparezca un dibujo de simios y homínidos en procesión, con el Homo sapiens a la cabeza.

Una división en la línea evolutiva de los simios –hace 6 millones de años- es el origen de los homínidos (que llegan hasta el hombre actual) y de los simios antropomorfos (a los que pertenecen el chimpancé, el gorila y el orangután actuales). La aparición del Australopitecus marca esa escisión entre simios y hombres y, por lo tanto, la separación entre hominización y humanización. Sin embargo no hay libro de biología donde no aparezca un dibujo de simios y homínidos en procesión, con el Homo sapiens a la cabeza.Y esa sola imagen parece el argumento definitivo que explicaría la evolución del mono al hombre. Pero no lo es en absoluto. Más ben, lo único que puede explicar la enorme diferencia entre ambas especies no es la evolución, sino una “revolución”.

¿CUÁNDO APARECE EL HOMO SAPIENS?

Después del Australopitecus, hace unos 2,5 millones de años, aparece el primer representante del género Homo, conocido como Homo habilis, con una capacidad craneana entre 600 y 800 cm3, , y con una laringe capaz de emitir los sonidos articulados del lenguaje. De esa época datan las primeras herramientas.

Además del habilis, también forman parte del género Homo el ergaster (‘trabajador’), el erectus (‘erguido’), el antecessor (‘explorador’) y el Homo sapiens neanderthalensis. Hasta donde sabemos hoy, el hombre de Neanderthal aparece en Alemania hace unos 300.000 años y es el primero que entierra a sus muertos y realiza pinturas rupestres.

Posterior a todos ellos, hace tan sólo unos 2300.000 años, aparecerá en África el Homo sapiens sapiens, se extenderá por todo el mundo, reemplazará al Neanderthal y le conoceremos bien en Cro-Magnon (Francia). De este último desciende la especie actual. El homo sapiens tiene un cuerpo parecido al nuestro y un cerebro desarrollado por encima de cualquier necesidad evolutiva –tres veces mayor que el de los primeros homínidos-, que no mostrará signos de inteligencia hasta hace 50.000 años.

José R. Ayllón-Octavio Rico:
La película de la vida, Casals, Barcelona


En el Equipo Pedagógico Ágora trabajamos de manera altruista, pero necesitamos de tu ayuda para llevar adelante este proyecto


¿Por qué hacernos un donativo?

COMENTARIOS

(NOTA) Los comentarios pueden enriquecer el contenido de los artículos; sin embargo, reflejan la opinión, sólo y exclusivamente, del comentarista y aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición. Para publicar un comentario es necesario estar registrado.

 

Este artículo aún no tiene comentarios publicados. Puedes ser el primero en darnos tu opinión.

 

Esta web utiliza cookies. Para más información vea nuestra Política de Privacidad y Cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
Política de cookies