Saber mirar
Comentarios (0)

Naturaleza de la Literatura

Santiago Arellano

Todo lo que voy a decir sobre la peculiaridad del Arte en general y de la Literatura en particular, en esta introducción, es el resultado de una reflexión básica sobre la Estética de Aristóteles. Ha sido y sigue siendo la fuente de inspiración de cualquier estudio sobre la naturaleza y finalidad del Arte. [ARISTÓTELES. La Poética. Libro III] Si a elloañadimos a Santo Tomás pero dela mano de MonseñorDon Josep Torras y Bages tendremos las claves para comprender el objeto, finalidad y razón de ser de la obra literaria. El libro 3º de la Poética de Aristótelesy el tomo VI de las obras completas de Torras y Bages son de estudio obligado para quien sededique al Artecomo creador o como profesor. [TORRAS Y BAGES, Josep. Obrescompletes: Editorial Ibérica, Barcelona1914 (Volumen VI, part 2ª)]

La Literatura es un una atalaya o, si se prefiere, un ventanal desde donde podemos contemplar de manera privilegiadael devenir de la humanidad en sus ideales, sentimientos, ensueños, aspiraciones, creencias, amarguras, desesperaciones, victorias y derrotas, incertidumbres ycertezas, momentos de paz y momentos de tensa zozobra o de desoladoras tragedias y, sobrevolándolo todo, los grandes anhelos del corazón humano, sus villanías o sus heroicidades, cicaterías y magnanimidades. De manera recurrente, los asuntos que se repiten generación tras generación son el amor, la vida y la muerte, lo que se suele denominar “lo humano permanente”. El arte es imitaciónde la naturaleza.

La literatura es al mismo tiempo espejo en el que el ser humano aparece reflejado en su totalidad. En cualquier obra seria -lírica, épica o dramática- veremos, en acción o pasión, los vicios y virtudes, como opciones de libertad que mediante las pasiones humanas impulsan al triunfo o a la destrucción de cadaser humano. Por eso tiene siempre la obra literaria una finalidad catártica. El mundo de ficciónanima a emular al héroe y no menos, de manera preventiva, a resolver encrucijadas pues persuade aevitar la tragedia en ciernes quea cada uno se nos ha de presentar.

En este espejo mágico se contempla nítidamente la persona humana como proyecto de ser. Es imprescindible tener bien definido el concepto de persona como un ser en proyecto queen un tiempo concreto –somos tiempo- debe desarrollar las potencialidades de su perfección. En el transcurso irá construyéndose la personalidad, que puede coincidir con el proyecto de persona o contradecirlo. Santa Teresa de Cépeda y Ahumada se resistió en sus comienzos a seguir lo que Dios tenía previsto para ella. Hubiera sido una mujer más de la sociedad de su tiempo. Cuando comprendió que su camino era amar a su Amado, en plenitud de amor, surgió la inconmensurable Santa Teresa de Jesús.

Alonso Quijano creyó que le estaba encomendado mediante la caballería andante, desbaratar una sociedad nueva que maltrataba a los huérfanos, a las viudas, a los menesterosos y amparaba a los pícaros, medradores y ambiciososde toda calaña y condición y opta en su vivir por ser una caballero andante. Don Quijote de la Mancha era una de las posibles personalidades del Hidalgo castellano Alonso Quijano. Pudo haber sido pastor a la manera del mundo bucólico de la Arcadia y hubiera sido “Don Quijótiz”, incluso, harto de todo, pudo irse al hilo de la gente y dedicarse como los demás a medrar. Pero, descubierta la inutilidad de su azarosa aventura prefirió retornar, a las puertas de la muerte, a su hogar y a su persona, al que era en verdad: el hidalgo culto Alonso Quijano llamado por sus conciudadanos “El bueno” debido a sus costumbres. Isidora, la protagonista de la novela La desheredada, de Galdós, por un proyecto equivocado de vida, arruinó su existencia, acabando en undesechohumano la que pudo haber sido una espléndida esposa y madre de su tiempo.

La Literatura es la historia vista desdeel interior humano, en la que no necesariamente se refleja lo que realmente sucedió (responsabilidad de la Historia) sino lo que debió suceder. La Literatura debe ser verosímil (parecida a la verdad) y su “verdad” no radica en la fidelidad a lo sucedido, tarea dela Historia, sino a la coherencia que exige el ser humanodesde una mirada universal y siempre en una perspectiva de opción de libertad, con todas sus consecuencias.

La literatura es arte. Su materia es la palabra. El dominio expresivo del lenguaje es el esplendor que orla y manifiesta la belleza de la verdad. Forma y contenido se ahorman en unidad perfecta.


En el Equipo Pedagógico Ágora trabajamos de manera altruista, pero necesitamos de tu ayuda para llevar adelante este proyecto


¿Por qué hacernos un donativo?

COMENTARIOS

(NOTA) Los comentarios pueden enriquecer el contenido de los artículos; sin embargo, reflejan la opinión, sólo y exclusivamente, del comentarista y aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición. Para publicar un comentario es necesario estar registrado.

 

Este artículo aún no tiene comentarios publicados. Puedes ser el primero en darnos tu opinión.

 

Esta web utiliza cookies. Para más información vea nuestra Política de Privacidad y Cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
Política de cookies