Comentarios (0)

Construir un mundo solidario y habitable

UNIDAD DIDÁCTICA - ÉTICA 4º ESO
PROYECTOS ÉTICOS
LA EDUCACIÓN PARA LA PAZ COMO BASE DE LA CONVIVENCIA SOCIAL

Andrés Jiménez Abad

5. Metodología y temporalización


Para lograr una visión integrada y armónica de los contenidos programados, convendrá hacer una selección básica de propuestas metodológicas. En esta caso parecen fundamentales las siguientes:

  1. Los conceptos básicos de la unidad han de quedar suficientemente claros y explícitos.

  2. La facultad analítico/sintética de la mente ha de potenciarse con el uso de esquemas, mapas conceptuales, tablas, clasificaciones, definiciones, resúmenes, etc. El "comentario de texto" resulta una práctica que incluye estas actividades.

  3. Acompañarán la labor de aprendizaje, lecturas complementarias de artículos, capítulos o pequeños libros, reportajes, etc.

  4. La redacción por parte del alumnado de textos propios es otra buena actividad complementaria.

  5. La mente no actúa en el vacío, por lo que se debe cuidar la memoria de manera principal. Pero ésta ha de dirigirse hacia un aprendizaje significativo, lo que supone retener preferentemente elementos estructurales como visiones generales, esquemas, planteamientos de problemáticas, marcos espacio-temporales, cuadros de relaciones, clasificaciones, etc.

  6. Breves exposiciones individuales, grupos de debate, lecturas comentadas por el alumnado, trabajos dirigidos, vídeos temáticos, etc., ofrecen posibilidades de desarrollo de capacidades y habilidades que enriquecen de manera notable la capacidad intelectual del alumnado.

La duración prevista para el desarrollo de la unidad didáctica es de 12 sesiones de clase. La prueba de evaluación, incluyendo al resto de unidades del bloque temático, se realizará posteriormente.

  • SESIONES 1 y 2:

Presentación a los alumnos de forma motivadora y con grandes pinceladas del contenido de la unidad y los objetivos fundamentales que se pretenden con su desarrollo. Se desarrollará la Introducción.


  • SESIONES 3 A 8:

Se dedicará principalmente a desarrollar el punto II: Principales proyectos éticos contemporáneos.


  • SESIONES 9 Y 10:

Se desarrollará el punto III: El voluntariado, un modo de ser, un modo de vivir.


  • SESIONES 11 Y 12:

Se dedicará al punto IV: Conclusión. Cambiar el mundo, cambiar estilos de vida.


La metodología didáctica que se propone pretende, por una parte, sensibilizar a los alumnos acerca de la importancia del tema de la verdad y de sus componentes racionales y vitales. Se hace necesaria también una reflexión profunda, capaz de medir las consecuencias de tomar en serio esta búsqueda y las de no hacerlo.

Se ve necesario, por consiguiente, que el modo de desarrollar esta unidad didáctica sea teórico-práctica: activo por parte del alumnado, pero también guiado de manera rigurosa por las reflexiones que proporcione el profesor. El interés inicial que el tema puede presentar, ni ha de ser “estrangulado” por una disección analítica demasiado abstracta, ni ha de perturbar la rigurosidad con la que ha de afrontarse su estudio. La profundidad, al menos en los primeros pasos de la explicación, ha de ser aportada por las observaciones del profesor. Posteriormente, una vez advertidas algunas de esas claves, el alumno podrá penetrar con clarividencia a través de sus propios análisis.

Es preciso que las reflexiones suscitadas en el desarrollo de la unidad sepan aunar y ponderar adecuadamente la argumentación racional, la vivencia emocional y los resortes volitivos para un análisis pertinente de los temas estudiados, puesto que ante ellos no somos meros espectadores asépticos, sino personas más o menos directamente implicadas.

El componente actitudinal ha de ser particularmente atendido en el diseño y en el desarrollo de la unidad. Así, las actitudes que promuevan la interiorización personal de criterios y elementos de juicio, o la valoración y adopción de formas de vida reflexivas, equilibradas y maduras, habrán de ser fomentadas de manera especial: actividades y diálogos que lleven a que los alumnos mismos realicen valoraciones rigurosas sobre el contenido de la unidad.

Sugerimos que se destine el 60-70% del tiempo de clase a la exposición oral del profesor, y el 40-30% restante a la realización de actividades prácticas.

TRATAMIENTO DE LA DIVERSIDAD

La diversidad de los alumnos puede aconsejar al profesor efectuar algún tipo de adaptación curricular, recurriendo para ello a recursos metodológicos como la selección de materiales y de actividades, o la organización de los alumnos en grupos flexibles de trabajo. Asimismo puede llegarse a modificar, si ello fuera preciso, algún otro elemento curricular: criterios de evaluación, objetivos, contenidos, mediante la confección de programas de trabajo personal. También puede efectuarse alguna adaptación temporal, concediendo a algunos alumnos más tiempo para desarrollar alguna actividad y lograr de este modo algún objetivo previsto.

a) Proacción. Algunos alumnos pueden apuntar a un nivel de conocimientos, procedimientos y actitudes de mayor nivel que sus compañeros. Sin dejar de atender el trabajo normal de estos últimos, pueden proponerse tareas de mayor responsabilidad -coordinación de grupos de trabajo, cargo de portavoz en la exposición de tareas de equipo, etc.- o programas de trabajo personal -lecturas acotadas, actividades de investigación adecuadas a sus posibilidades, etc.

b) Recuperación. Otros alumnos, por el contrario, debido a limitaciones de capacidad o por baja motivación, requerirán quizá más tiempo para realizar alguna actividad, un seguimiento más cercano por parte del profesor, la colaboración con compañeros que puedan ayudarles en labores de equipo, o la posibilidad de elegir actividades que les resulten de mayor facilidad o atractivo, de entre las propuestas por el profesor.

En otros casos, si lo anterior no fuera suficiente, pueden seleccionarse objetivos y contenidos básicos, que se brindarán a estos alumnos mediante la realización de actividades alternativas, más acordes con sus necesidades. Conviene distinguir, a este respecto, entre los contenidos básicos (mínimos), y los contenidos propedéuticos (medios o de excelencia) de mayor nivel. Evidentemente, la evaluación de su trabajo ha de aspirar a ser formativa, estimulante y orientadora, eludiendo clasificaciones derivadas de una mera calificación numérica.

Estimamos que la reflexión sistemática en la que se procura iniciar a los alumnos, requiere indispensablemente una labor explicativa por parte del profesor. Desde su exposición y sugerencias saldrán las pautas para el desarrollo de las actividades que el alumnado –y según los casos, también el profesor en colaboración con él- habrá de realizar.


En el Equipo Pedagógico Ágora trabajamos de manera altruista, pero necesitamos de tu ayuda para llevar adelante este proyecto


¿Por qué hacernos un donativo?

COMENTARIOS

(NOTA) Los comentarios pueden enriquecer el contenido de los artículos; sin embargo, reflejan la opinión, sólo y exclusivamente, del comentarista y aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición. Para publicar un comentario es necesario estar registrado.

 

Este artículo aún no tiene comentarios publicados. Puedes ser el primero en darnos tu opinión.

 

Esta Unidad Didáctica, además de ofrecer una panorámica de los grandes proyectos y tareas éticas del momento en el mundo, y de fundamentarlos críticamente desde la lucha por la dignidad moral de las personas, es también una invitación a preguntarse en qué medida estas cuestiones afectan a nuestra vida y qué podemos hacer para construir un mundo solidario y habitable.

Esta web utiliza cookies. Para más información vea nuestra Política de Privacidad y Cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
Política de cookies