Saber mirar
Comentarios (0)

Encrucijadas de la carne y del espíritu

EPÍLOGO

Conversación ante El Milenio. JOSE MARÍA VALVERDE

-Pensaba yo: “No sé si lo veré,
Pero parece que esto va de veras”
Mirando el forcejeo de los pobres,
En agrias multitudes, y su empuje
Adelante, a pesar de los disparos,
Cuando se abre una grieta en el poder
De los pocos de arriba y sus monedas
Para el año dos mil ya habrá – decía -,
no un paraíso, pero sí un pasar
modesto para todos en la tierra.
-¿Y por qué hablas tan triste y en pretérito?
¿Ya no lo esperas? ¿O es que te ensombrece
La pugna entre los nuevos, al ver cómo
También las Madres Patrias socialistas,
Aunque sepan poner su casa en orden,
Se pueden pelear por sus banderas?
¿O tendrá otro profeta que decir:
“Comunistas de todos los países
Uníos: no tenéis más que perder
Sino vuestras aduanas-?

-Si pudiéramos
dar tiempo al tiempo, fuera suficiente
aplazar para el nieto lo del hijo.
Pero hay prisa, de pronto: los proyectos
Que eran de un porvenir de paz remota
-el mundo unido, un orden bien pensado,
Con algo en todas partes para todos-
harían falta hoy mismo, conseguidos
sólo para poder mirar de frente
el gran emplazo, el trance en que la historia
puede acabar por un error estúpido,
sólo por despreciar los decimales…

Los motores, las máquinas queridas
Con que soñar pudimos que la tierra
Se haría mansa y fértil y amigable,
Van destruyendo todo, digiriéndolo
En excremento muerto y en neblina-

Estaba a nuestra vista y no lo vimos
y antes que llegue el pobre al fin del hambre
ya no habrá hierro, ni aire ni horizonte.
El pez se habrá borrado de los mares,
del mundo quedará una sucia escoria.

-¿Fue malo así el saber y el inventar?
¿Van a tener razón al fin las viejas
Que lo llamaron obra del demonio?

-¡Saber del mundo! Nunca fue tan claro
El hombre como, llena la mirada
de puras formas, números y leyes,
entrando al corazón de la materia.
Pero al usar su ciencia, al cabalgar
la máquina con ansia, no pensó
que para consumir y volver humo
no había más que un poco de planeta
algunos bosques, unos cuantos ríos,
la capa de aire apenas más allá
de las nieves más altas para todos
los que hay y los que habrá…mientras los haya.

-No puede ser verdad ¡Si ya tocábamos el mundo nuevo,
Dócil en la mano, suave, veloz y limpio de miseria!...
¿Se acabó la alegría de rodar
Carretera adelante, entre los campos
Soñando o conversando sin sentirnos
Culpables? ¿No podremos encender
Una vez sin pesar el pro y el contra,
Con permiso oficial, si se merece?

No lo puedo creer: será una alarma
Unos años de ajuste improvisando
Con los pueblos unidos en el riesgo
De repente despiertos, por salvar
A los hijos peor que en una guerra.

Pero yo sé que nacen nuevas fuerzas limpias
De la materia misma, y aunque venga
Un tiempo de terror, nos salvará
En el extremo, y luego nuestros nietos
Recordarán, allá, unos años malos…

-Recordarán también que había hielos
Y las nieves de antaño, y poco a poco,
Tropicales sin ganas, alarmados
De un año en otro irán recalentándose.
Y tendrán que dejar por fin sus fuerzas
Volviendo al Padre Sol, como las plantas
Y aún eso, cuidadosos al cazar
Suave, terrible, blanqueando campos
Por compensar, y sin moverse mucho…

¡Extraño mundo! ¿Y estarán los hombres,
Austeros sin gestar contemplativos,
Observando los mínimos, guardados
Por celosos custodios del no-hacer?
-La poesía entonces se verá
Que es mejor que la prosa, no tan sólo
Por la música y danza en el recuerdo,
Sino porque es más breve, y unas frases
En ella valen tanto como el libro
Que devora unos árboles sonoros.

-Y aún mejor no escribir, ni hablar siquiera
¿Podrá el hombre aguantar tanta pureza
De austeridad forzosa sin consumo
En vano sin agitación? ¿No habrá
Guerras por mal humor? ¿Vastos suicidios,
Antes que acostumbrarse y resignarse
Al ocio y su vacío meditando
Sin progreso delante, sin miseria
Detrás? ¿y quedarán al fin los hombres
Fuera de toda historia para siempre
Con la mirada en alto abiertos, limpios
La Venida Final de la Palabra?


En el Equipo Pedagógico Ágora trabajamos de manera altruista, pero necesitamos de tu ayuda para llevar adelante este proyecto


¿Por qué hacernos un donativo?

COMENTARIOS

(NOTA) Los comentarios pueden enriquecer el contenido de los artículos; sin embargo, reflejan la opinión, sólo y exclusivamente, del comentarista y aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición. Para publicar un comentario es necesario estar registrado.

 

Este artículo aún no tiene comentarios publicados. Puedes ser el primero en darnos tu opinión.

 

Esta web utiliza cookies. Para más información vea nuestra Política de Privacidad y Cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
Política de cookies