Comentarios (0)

El voluntariado

Definiciones, elementos, enfoques, concepciones y beneficios del voluntariado

www.iniciativasocial.net

Elementos esenciales del voluntariado

No solo existen múltiples definiciones sobre el voluntariado, además, no existe un concepto único mundialmente aceptado.  Esta muy influenciado por la historia, el entorno, la religión, la cultura, etc.  Lo que en un país es considerado como voluntariado puede ocurrir que sea visto como trabajo mal pagado en otro.  Además, desarrolla un abanico muy amplio de tareas y actividades encuadrándose en organizaciones de muy diverso signo.  Un estudio que analiza diferentes definiciones sobre voluntariado (Cnaan, Handy y Wadswoth, 1996) [CNAAN, R, HANDY, F. Y WADSWORTH, M: “Defining who is a volunteer: conceptual and empirical considerations” en Nonprofit and voluntary sector quarterly, 25 (3)] identifica cuatro dimensiones fundamentales:

  • Naturaleza de la acción (voluntaria, no forzada, obligada)

  • Naturaleza de la recompensa (sin recompensa, sin recompensa esperada, compensación de gastos, salario bajo)

  • Contexto (asociado formalmente, no formal)

  • Objeto de la ayuda (desconocidos, conocidos, autoayuda

El voluntariado

Algunos análisis posteriores obtienen resultados similares, aunque incorporan un elemento importante como es el grado de compromiso (Smith, 1999) [SMITH DAVIS, JUSTIN: “Volunteering and social development: A background paper for discusión at and expert group meeting”. New York 1999, United Nations Volunteers]:

  • Obligación: Libre totalmente de obligación o se puede considerar como voluntariado aquel que se desarrolla por obligaciones sociales.

  • Recompensa: Puede ser una actividad puramente altruista o estar permitidos incentivos materiales o no materiales por debajo del valor del trabajo.

  • Organización: Se puede definir el voluntariado como aquel que se encuadra dentro de una organización formalmente constituida, otras sin embargo no dan importancia a este aspecto.

  • Beneficiarios: El beneficiario debe ser alguien diferente al voluntario, pero amigos, vecinos, familiares, pueden ser beneficiarios de la acción voluntaria o bien ser alguien sin ninguna relación con el voluntario.

  • Compromiso: Se exige un cierto compromiso y regularidad o bien pueden ser incluidas actividades más esporádicas.

El Comité de Expertos sobre Voluntariado que organizo Naciones Unidas, con motivo del Año Internacional del Voluntariado, consideran tres elementos que pueden definir el voluntariado (UN, 1999) [Reunión del grupo de trabajo de expertos sobre voluntariado y desarrollo social. Nueva York, 29-30 de noviembre de 1999]:

  • La actividad no se debe emprender principalmente por una remuneración, si bien se puede permitir el reembolso de gastos y algún pago simbólico.

  • Se debe emprender la actividad voluntariamente, conforme a la libre voluntad de la persona, a pesar de que aquí también hay zonas grises, ya que algunos planes escolares de servicios comunitarios motivan, y a veces requieren, a los estudiantes a participar en trabajo voluntario y en programas del tipo Comida por Trabajo, donde hay un intercambio explícito entre compromiso comunitario y asistencia en alimentos.

  • La actividad debe beneficiar a una persona que no sea el propio voluntario, o a la sociedad en general, a pesar de que está claro que el voluntariado aporta también un beneficio significativo para el voluntario.

A la vista de estas definiciones podemos decir que algunos los elementos esenciales del voluntariado son:

  • Es una decisión que se toma de forma reflexiva y responsable.

  • Supone un compromiso que se toma por iniciativa propia, libremente.

  • Actúa de forma desinteresada, sin contraprestación económica.

  • Está basado en el altruismo y la solidaridad.

  • Dedica parte del tiempo libre disponible.

  • Interviene de forma continua y regular.

  • La acción es útil y en beneficio de la comunidad.

  • Se realiza en el marco de una organización sin animo de lucro, dentro de programas y proyectos claramente definidos.

  • La participación, como metodología y meta de trabajo.

  • Se forma y capacita para desarrollar adecuadamente su acción.

  • Tratan de actuar sobre la causa real de los problemas.

  • Complementario respecto al trabajo desarrollado por otros agentes.

Es una decisión que se toma de forma reflexiva y responsable, ante una determinada situación nos planteamos actuar como voluntarios como forma de resolver un determinado problema en el marco de una organización.  No es una acción impulsiva que aparece ante determinados sucesos y que desaparece cuando se termina el impulso que le dio origen.

Supone un compromiso que se toma por iniciativa propia, libremente.  Por ello, quedan fuera de este concepto las personas que realizan una acción sujeta a obligaciones legales.  Si un sujeto es obligado a desempeñar determinada acción, no podremos hablar de voluntariado, por mucho beneficio que aporte a la comunidad, será trabajo comunitario, prestación social, servicio a la comunidad, etc.

Por otro lado, el voluntariado se ejerce de forma desinteresada, no pueden considerarse voluntarios las personas que reciben un salario o gratificación.  Ahora bien, el voluntario realiza una “donación” de su tiempo, no de su dinero, por ello deberán reintegrarle todos los gastos que se ocasionen en el ejercicio de su acción voluntaria: transporte, comidas, materiales, etc.

Sin embargo, a pesar de estar la totalidad de las organizaciones de acuerdo con este planteamiento, al menos de un modo teórico, en la práctica la gratificación a los voluntarios que exceden los gastos ocasionados es un hecho.  Estas situaciones se pueden agrupar de un modo general en dos tipos:

  • Tareas que deberían ser realizadas por remunerados pero que, por diversas circunstancias, son realizadas por pseudovoluntarios, ocultando en muchos casos trabajo negro y abusos laborales.

  • Tareas realizadas tradicionalmente por voluntarios e incluso creadas por ellos, pero que se encuentran en un proceso de profesionalización, con la posibilidad de creación de puestos de trabajo en un futuro.

Cualquiera de los dos casos debe ser evitado.  La primera alternativa debemos evitarla e incluso perseguirla, existe tal variedad de formas de contratación que no debe darse en ningún caso.  En una sociedad con los niveles de paro como la española no debemos dejar el más mínimo resquicio al trabajo negro y mal pagado, que solo conducirá al incremento del desempleo y a dar a la sociedad una visión negativa del voluntariado, al ser visto como un peligro para el empleo.  La segunda puede ser un paso lógico de un trabajo voluntario a un trabajo remunerado, pero ello, no quiere decir que deban mantenerse en el tiempo.  Si el voluntariado genera puestos de trabajo, como parecen demostrar algunos estudios (Stubings, 1986), este debe ser rápidamente formalizado.  Así,  por ejemplo, durante la década de los 80 uno de cada siete nuevos puestos de trabajo creados en Francia y uno de cada ocho o nueve en Alemania [STUBINGS, PETER: “Desempleo y voluntariado en Europa” en Conferencia Nacional sobre voluntariado. Cruz Roja Española, Madrid 1986] pertenecen al tercer sector (Comisión de las Comunidades Europeas, 1997) [COMISIÓN DE LAS COMUNIDADES EUROPEAS: “El fomento del papel de las asociaciones y fundaciones en Europa”. Comunicación de la Comisión, Bruselas, 06.06.1997. COM(97) 241 final]. La Fundación Tomillo recoge que las asociaciones de acción social dan empleo a 284.000 personas y se espera que en el plazo de dos años contraten a otras 50.000 personas (Martínez, González, González y De Cabo, 2000) [MARTÍNEZ MARTÍN, Mª ISABEL, GONZALEZ GAGO, ELVIRA, GONZALEZ MARTÍN, ADRIÁN Y DE CABO SERRANO, GEMMA: “Empleo y trabajo voluntario en las ONG de acción social”. Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales y Fundación Tomillo. Madrid 2000].

El voluntariado se desarrolla de forma organizada, ello no quiere decir que necesariamente tenga que ser una organización claramente establecida, sino que tenga una cierta continuidad y un mínimo de organización. No se considera voluntariado las acciones realizadas de modo esporádico y aislado (por ejemplo ayudar a una persona a cruzar la calle).  Ahora bien, no caigamos en el error de considerar voluntariado solo a aquellos que están dentro de una organización formalmente establecida, aunque si debe existir una forma de organización.  Además, consideramos que esta organización no debe tener animo de lucro, sino, posiblemente, aunque aparentemente se cumpliera el resto de requisitos realmente estaríamos hablando de otra figura.

Voluntariado no es “voluntarismo” o “amateurismo”.  Estos dos términos nunca pueden ir unidos al voluntariado. Todo voluntario debe recibir la formación adecuada para el desarrollo de su labor y esto debe ser responsabilidad de la organización y los profesionales donde desempeñe su labor.

El voluntariado requiere un compromiso.  Este compromiso del voluntario en muchas ocasiones figura por escrito, lo que algunos denominan “contrato”, en donde aparece el tiempo a dedicar, las tareas a desarrollar, la formación a recibir, etc.  Es conveniente de un modo general que las organizaciones cuenten con una Carta de Derechos y Deberes del Voluntario [La primera organización española que contó con una Carta de Derechos y Deberes del Voluntario fue Cruz Roja Española. Dicha Carta fue aprobada el 19 de diciembre de 1987] en donde figuren claramente los compromisos del voluntario y de la organización. El voluntario no puede intervenir de forma esporádica o irregular, debe intervenir de forma discontinua pero constante.


En el Equipo Pedagógico Ágora trabajamos de manera altruista, pero necesitamos de tu ayuda para llevar adelante este proyecto


¿Por qué hacernos un donativo?

COMENTARIOS

(NOTA) Los comentarios pueden enriquecer el contenido de los artículos; sin embargo, reflejan la opinión, sólo y exclusivamente, del comentarista y aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición. Para publicar un comentario es necesario estar registrado.

 

Este artículo aún no tiene comentarios publicados. Puedes ser el primero en darnos tu opinión.

 

No solo existen múltiples definiciones sobre el voluntariado, además, no existe un concepto único mundialmente aceptado. Esta muy influenciado por la historia, el entorno, la religión, la cultura, etc. Desarrolla un abanico muy amplio de tareas y actividades encuadrándose en organizaciones de muy diverso signo

Esta web utiliza cookies. Para más información vea nuestra Política de Privacidad y Cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
Política de cookies