Saber mirar
Comentarios (0)

El drama del hombre moderno y contemporáneo

FASCINADOS POR LA MARAVILLA DE DIOS

La pérdida de Dios en medio de la cotidianidad de la vida humana, (El sentido de la presencia providente en cada suceso y en cada momento) que separa la sociedad de la cristiandad europea hasta el siglo XVI o si se quiere el XVIII, de la actual, trae unas consecuencias demoledoras para la vida de cada ser humano, a pesar de los aparentes éxitos de la ciencia y de la tecnología, y probablemente muy relacionado con ello. La muerte de Dios ha traído la muerte del hombre. Es decir un semoviente que ignora su fin y ha olvidado los fundamentos de la Verdad, Belleza y Bien. El ser humano se encuentra desorientado y solo. Zafiedad y chabacanería. Amargura. Desesperación.

El hombre necesita volver al Dios que es amor, para recuperar una Unos ejemplos admirables de creadores conversos que dotados de cualidades excepcionales, el encuentro con Cristo y la Iglesia, crean mundos de belleza tan sublimes como el de los antiguos monasterios románicos o las maravillas de las catedrales góticas, el recogimiento divinal de la música gregoriana, o el candor y reciedumbre de la palabra de Berceo, Fray Luis o San Juan de la Cruz.


En el Equipo Pedagógico Ágora trabajamos de manera altruista, pero necesitamos de tu ayuda para llevar adelante este proyecto


¿Por qué hacernos un donativo?

COMENTARIOS

(NOTA) Los comentarios pueden enriquecer el contenido de los artículos; sin embargo, reflejan la opinión, sólo y exclusivamente, del comentarista y aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición. Para publicar un comentario es necesario estar registrado.

 

Este artículo aún no tiene comentarios publicados. Puedes ser el primero en darnos tu opinión.

 

Esta web utiliza cookies. Para más información vea nuestra Política de Privacidad y Cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
Política de cookies