Humanizar la salud
Comentarios (0)

Mente y cerebro: preguntamos por el hombre

Jesús Luis Hurtado

El cerebro

El cerebro es la parte más importante del sistema nervioso, es un órgano de gran complejidad que constituye el centro de este sistema. La mayor parte corresponde a la corteza cerebral, una capa de tejido neuronal plegado cuya superficie recuerda la fisonomía de una nuez pelada. El sistema nervioso central se encarga de la detección de estímulos sensoriales, la transmisión de informaciones y la coordinación general. Regula la relación entre el cuerpo y el exterior, dirige el funcionamiento de todos los órganos del cuerpo. Las células nerviosas -las neuronas- están especializadas en transmitir los impulsos nerviosos.

Existen también en el ser humano comportamientos originales, imprevisibles, que no responden como reacciones prefijadas ante ciertos estímulos. Se trata de respuestas “auto-determinadas” por el propio sujeto humano, no explicables al modo de un mecanismo. Aludimos aquí al hecho misterioso de la libertad, a la creatividad, a la capacidad oblativa, a la experiencia estética y religiosa, y a la responsabilidad

Se ha estimado que el cerebro humano contiene unos 100 mil millones (1011) de neuronas, de las cuales cerca de 10 mil millones (1010) son células corticales. Estas células transmiten información a través de hasta 1000 billones (1015) de conexiones entre neuronas, las llamadas sinapsis.

El cerebro controla y regula las acciones y reacciones del cuerpo. Recibe continuamente información sensorial, analiza estos datos y luego responde, controlando las acciones y funciones corporales.

La Neurobiología concibe el sistema nervioso como un complejo conjunto de células capaces de mediar entre un estímulo del medio ambiente y la respuesta motora del organismo: algo así como el mecanismo que hace sonar un timbre cuando se pulsa un botón.

Pero existen también en el ser humano comportamientos originales, imprevisibles, que no responden como reacciones prefijadas ante ciertos estímulos. Se trata de respuestas “auto-determinadas” por el propio sujeto humano, no explicables al modo de un mecanismo. Aludimos aquí al hecho misterioso de la libertad, a la creatividad, a la capacidad oblativa, a la experiencia estética y religiosa, y a la responsabilidad.


En el Equipo Pedagógico Ágora trabajamos de manera altruista, pero necesitamos de tu ayuda para llevar adelante este proyecto


¿Por qué hacernos un donativo?

COMENTARIOS

(NOTA) Los comentarios pueden enriquecer el contenido de los artículos; sin embargo, reflejan la opinión, sólo y exclusivamente, del comentarista y aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición. Para publicar un comentario es necesario estar registrado.

 

Este artículo aún no tiene comentarios publicados. Puedes ser el primero en darnos tu opinión.

 

Esta web utiliza cookies. Para más información vea nuestra Política de Privacidad y Cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
Política de cookies