Comentarios (0)

Pedagogía de la resiliencia

La resiliencia construye futuros posibles sobre la esperanza humana y la consecución de la felicidad ante los sufrimientos, los traumas y el dolor padecido

Anna Forés es Profesora de la Escuelas Universitarias de Trabajo Social y Educación Social Pere Tarrés.
Universidad Ramón Lul.
Revista Misión Joven. No. 377 – 2008

Educando para construir la resiliencia

Rueda de la Resiliencia

Las escuelas son ambientes claves porqué las personas desarrollan la capacidad de sobreponerse a las adversidades. Siguiendo la categorización de Grotberg, el profesorado debe proporcionar al alumnado un ambiente estable «yo tengo») que permita el desarrollo de sus fortalezas internas «yo soy») y su capacidad de resolver problemas y establecer relaciones con los otros «yo puedo»).

Las escuelas resilientes, o las entidades educativas resilientes son aquellas que promueven un sentimiento de comunidad y proporcionen al alumnado y al profesorado la sensación de pertenecer a un lugar donde normalmente no existe la intimidación, la delincuencia, la violencia o la alienación. Además, las escuelas resilientes aportan a todos sus estamentos las herramientas necesarias para afrontar, superar, fortalecer e, incluso, adaptarse a partir de acontecimientos adversos.

El profesorado que promueve la resiliencia defiende un modelo que enseña e incentiva al alumnado a mejorar y desarrollar aún más sus capacidades académicas, físicas y sociales. La Rueda de la Resiliencia de la terapeuta clínica Nan Henderson es un diagrama muy ilustrativo que recoge los seis pasos necesarios para promover la resiliencia en las comunidades escolares.

Los pasos 1 al 3 mitigan los factores de riesgo:

- Enriquecer los vínculos, supone fortalecer las conexiones entre las personas presentes en la vida cotidiana de la escuela.

- Fijar límites claros y firmes.

- Enseñar las habilidades para la vida incluye, entre otros, la resolución de conflictos, la cooperación y las habilidades comunicacionales.

Los pasos 4 a 6 tienen que ver con la construcción de la resiliencia:

- Aportar afecto y soporte implica proporcionar el soporte incondicional. En la rueda está sombreado porqué se considera el elemento fundamental.

- Establecer y transmitir expectativas elevadas: se trata de proporcionar una esperanza de futuro factible.

- Dar oportunidades de participación significativa: supone otorgar a todas las personas una alta cuota de responsabilidad con lo que sucede en el centro escolar y dar la posibilidad de participación en las decisiones, la planificación, la resolución de conflictos.

Diarios de la calle es una de las historias resilientes más notables e impresionantes en el ámbito educativo. Y lo es además porque recoge en este libro los hechos reales de los Freedom Writers, «los escritores de la libertad» y su profesora Erin Gruwell. De esta realidad de hace menos de una década en Estados Unidos se ha escrito el libro y también se ha rodado la película que lleva el mismo título: Diarios de la calle.

El aula 203 representa el aula de los adolescentes que han fracasado en el sistema educativo, jóvenes con vidas sacudidas por abusos sexuales, pobreza, exclusión, drogas y con las armas como elemento de compañía.

En un contexto donde las bandas marcan los territorios y sus leyes negros, asiáticos, latinos y blancos amenazados de muerte en al calle se encuentran conviviendo en una misma aula.

En este contexto llega la recién licenciada maestra Erin Gruwell al Instituto Wilson y a su aula 203. Erin Gruwell es el claro reflejo de una auténtica educadora que cree en el potencial de sus estudiantes, escuchándoles y descubriendo que a través de la escritura podrán expresar todas sus vidas y les proporcionará la lectura y la escritura de sus propios diarios puentes de unión de los unos con los otros. A través de la lectura de diversos libros pero especialmente los diarios de Ana Frank y Zlata Filipovic descubren los estudiantes del aula 203 lo que significó el Holocausto y comprenden la fuerza de la discriminación, de las bandas y de las «guerras» entre iguales.

Mediante la lectura, la escritura, aprenden a ir superando su situación personal, familiar y consiguen con su empeño traer a la aula no sólo a Zlata sino a personas que sobrevivieron al Holocausto. La energía de Erin Gruell trasciende el aula 203 y el instituto Wilson, consigue fundar la Freedom Writers foundation, organización no lucrativa basada en métodos de los escritores de la libertad. Los escritores de la libertad representan la rebelión del bolígrafo, se han convertido en embajadores de la tolerancia, llegando a la universidad cuando nadie antes creía en ellos ni ellos mismos. Ahora enseñan a otros adolescentes que hay otros caminos que la violencia. La lectura del libro es la lectura de los fragmentos de sus diarios tanto los de la educadora como los de los escritores de la libertad. Una lectura llena de intimidad y que invita a reflexionar sobre los modelos educativos, las bandas, y la sociedad. Es un auténtico canto a la esperanza.

Para concluir, quisiera compartir la esencia de un texto citado por Mar Romera en la conferencia «De corazón a corazón» que recoge la esencia de este texto: «Un reportero le preguntó a un agricultor si podía divulgar el secreto de su maíz, que ganaba el concurso al mejor producto, año tras año. El agricultor confesó que se debía a que compartía su semilla con los vecinos. ¿Por qué comparte su mejor semilla de maíz con sus vecinos, si usted también entra al mismo concurso año tras año?, preguntó el reportero. Verá usted, señor, dijo el agricultor. El viento lleva el polen del maíz maduro, de un sembradío a otro. Si mis vecinos cultivaran un maíz de calidad inferior, polinización cruzada degradaría constantemente la calidad del mío. Si voy a sembrar y obtener buen maíz debo ayudar a que mi vecino también lo haga. Lo mismo es con otras situaciones de nuestra vida. Quienes quieran lograr el éxito, deben ayudar a que sus vecinos también tengan éxito. Quienes decidan vivir bien, deben ayudar a que los demás vivan bien, porque el valor de una vida se mide por las vidas que toca. Y quienes optan por ser felices, deben ayudar a que otros encuentren la felicidad, porque el bienestar de cada uno se halla unido al bienestar de todos.»


En el Equipo Pedagógico Ágora trabajamos de manera altruista, pero necesitamos de tu ayuda para llevar adelante este proyecto


¿Por qué hacernos un donativo?

COMENTARIOS

(NOTA) Los comentarios pueden enriquecer el contenido de los artículos; sin embargo, reflejan la opinión, sólo y exclusivamente, del comentarista y aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición. Para publicar un comentario es necesario estar registrado.

 

Este artículo aún no tiene comentarios publicados. Puedes ser el primero en darnos tu opinión.

 

Las escuelas resilientes, o las entidades educativas resilientes son aquellas que promueven un sentimiento de comunidad y proporcionen al alumnado y al profesorado la sensación de pertenecer a un lugar donde normalmente no existe la intimidación, la delincuencia, la violencia o la alienación

Esta web utiliza cookies. Para más información vea nuestra Política de Privacidad y Cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
Política de cookies