Documentación
Comentarios (0)

Clasificación clásica de las pasiones / afectos

Las “pasiones”, en el sentido clásico, designan los fenómenos afectivos; se trata de movimientos interiores originados por el conocimiento de un bien que nos atrae o de un mal que nos repugna. No son malas ni buenas moralmente en sí mismas; ello depende del grado de voluntariedad que les acompaña y de la índole de su objeto, según lo cual serán nobles o desordenadas.

La clasificación tradicional de las pasiones, debida a Tomás de Aquino, se hace a partir de dos tendencias básicas: el apetito (concupiscencia) y la agresividad:

- el apetito de placer,que tiene por objeto inmediato un bien sensible, y cuyo movimiento propio es el amor sensible, la búsqueda y satisfacción ante el bien deleitable.

- la agresividad, que tiene por objeto inmediato un mal sensible, y cuyo movimiento propio es el odio, o rechazo de lo que se percibe sensiblemente como malo.

Algunas definiciones de las distintas pasiones,
a la vista de la clasificación anterior:


AMOR (sensible): atracción e inclinación sensible al bien en general

ODIO: inclinación al rechazo de todo mal sensible (tomado en sí mismo)

DESEO: tendencia sensible dirigida hacia un bien ausente

ALEGRÍA (PLACER): agrado por la posesión de un bien sensible

ESPERANZA (ILUSIÓN): deseo de un bien difícil pero alcanzable

DESESPERACIÓN: tendencia/estado ante un bien deseado pero inalcanzable

AVERSIÓN: repugnancia o rechazo de un mal ausente

AUDACIA (VALENTÍA): inclinación experimentada ante un mal ausente vencible

MIEDO, TEMOR: rechazo ante un mal ausente pero inevitable

IRA: rechazo ante un mal presente

TRISTEZA (DOLOR, SUFRIMIENTO): desagrado ante un mal presente


Clasificación clásica de las pasiones / afectos

En el Equipo Pedagógico Ágora trabajamos de manera altruista, pero necesitamos de tu ayuda para llevar adelante este proyecto


¿Por qué hacernos un donativo?

COMENTARIOS

(NOTA) Los comentarios pueden enriquecer el contenido de los artículos; sin embargo, reflejan la opinión, sólo y exclusivamente, del comentarista y aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición. Para publicar un comentario es necesario estar registrado.

 

Este artículo aún no tiene comentarios publicados. Puedes ser el primero en darnos tu opinión.

 

Esta web utiliza cookies. Para más información vea nuestra Política de Privacidad y Cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
Política de cookies