Cine y valores
Comentarios (0)

Buda explotó por vergüenza

(Hana Makhmalbaf, 2007)

Buda explotó por vergüenza, Hana Makhmalbaf
Título original: Buda az sharm foru rikht (Buddha Collapsed out of Shame) – 2007. 81 min. Irán.
Reparto: Abbas Alijome, Abdolali Hoseinali, Nikbakht Noruz.
Productora: Wild Bunch, Makhmalbaf Film House.
Dirección: Hana Makhmalbaf.
Diseño de producción: Akbar Meshkini.
Fotografía: Ostad Ali.
Guión: Marzieh Makhmalbaf.
Montaje: Mastaneh Mohajer.
Música: Tolibhon Shakhidi.
Producción: Maysam Makhmalbaf.

Sinopsis

Bajo la estatua del Buda que destruyeron los talibanes, aún viven miles de familias. Baktay, una niña afgana de seis años, es incitada a ir a la escuela por el hijo de sus vecinos que lee los alfabetos frente a su cueva. De camino a la escuela, es acosada por unos niños que juegan de forma cruel reflejando la sociedad tan violenta que los envuelve. Los niños pretenden lapidar a Baktay o destruirla como el Buda, o dispararla como hicieron los americanos en el laberinto de cuevas. ¿Será capaz Baktay de superar estos obstáculos para poder aprender los alfabetos en su lengua materna? (FILMAFFINITY)

Buda explotó por vergüenza, Hana Makhmalbaf

Película franco-iraní que narra la odisea de una niña afgana para comprar un cuaderno –‘El cuaderno’ es el título que la película tiene en Francia— y asistir a la escuela. Ya que no tiene lápiz, decide llevar el pintalabios de su madre, lo que provoca que unos niños, que juegan a ser talibanes, decidan apedrearla. Los niños de la aldea juegan a la guerra con ramas que hacen pasar por fusiles y cometas que representan cazas de combate.

Es increíble pensar que la directora de ‘Buda explotó por vergüenza’ tenía en el momento del estreno 20 años, es decir, que probablemente comenzó el rodaje con 17 ó 18. Increíble porque el film está construido de manera magistral para que funcione a varios niveles. El guión de la madre de la directora, Marzieh Makhmalbaf, da la sensación de que no se trataba de mucho material rodado al que se le dio forma en montaje.

Todo el film es una continuada alegoría sobre la vida de las mujeres en esas comunidades, la guerra y la ausencia de libertad que supone convivir con los talibanes. Casi cada una de las frases que pronuncian los dos niños protagonistas podría servir para resumir el mensaje de la película: “No me han enseñado nada, he aprendido sola”. “Baktay, muérete, si no te mueres, no serás libre”. “No quiero jugar a apedrear”. “No me gusta jugar a la guerra”. La película está repleta de contenido, no existe una escena que no esté transmitiendo ideas. Y en el nivel más visible, la historia de Baktay, la niña que quiere ir a la escuela, es emotiva y cautivadora. Existen unas cuantas escenas que son divertidas y muy curiosas de ver, mientras otras hacen que se encoja el corazón.

Aunque esté grabado en vídeo, los planos son de enorme belleza. La directora hace un gran trabajo y las actuaciones de todos los niños y niñas son plenamente realistas, quizá porque les ha dejado comportarse como son ellos mismos. La elección de la niña protagonista, Nikbakht Noruz, es perfecta. Una película muy inteligente que demuestra cómo se pueden presentar las atrocidades sin caer en el dramatismo exacerbado. Makhmalbaf nos hace ver con ‘Buda explotó por vergüenza’ que estas situaciones se pueden plasmar incluso con humor, pero eso no quiere decir que el film esté exento de momentos duros.


En el Equipo Pedagógico Ágora trabajamos de manera altruista, pero necesitamos de tu ayuda para llevar adelante este proyecto


¿Por qué hacernos un donativo?

COMENTARIOS

(NOTA) Los comentarios pueden enriquecer el contenido de los artículos; sin embargo, reflejan la opinión, sólo y exclusivamente, del comentarista y aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición. Para publicar un comentario es necesario estar registrado.

 

Este artículo aún no tiene comentarios publicados. Puedes ser el primero en darnos tu opinión.

 

Esta web utiliza cookies. Para más información vea nuestra Política de Privacidad y Cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
Política de cookies