Raíces de Europa
Comentarios (0)

Del Islam a la Yihad

UNA REFLEXIÓN GEOPOLITICA SOBRE EL MUNDO ISLÁMICO A COMIENZOS DEL SIGLO XXI

Bienvenido Gazapo.
Profesor Titular de Geopolítica. UEM

3. Geopolítica del espacio islámico en la actualidad

El fracaso del laicismo. La llamada Primavera Arabe
A partir de los años 80 estos regímenes laicistas evolucionaron hacia el autoritarismo, arropados por la corrupción de los clanes familiares dominantes, con la connivencia de Occidente. El pueblo les acusó de no haber sido consecuentes con la occidentalización en lo que se refiere a la democracia, derechos humanos, bienestar económico, etc., viéndose obligada la población a emigrar masivamente a Europa, donde pudo comprobarla existencia de otra forma de vida.

Algunos indicadores de este espacio, además del de la religión islámica, son:

a) Riqueza petrolífera: Argelia, Libia, Túnez… Los países del Golfo aseguran el 30% del petróleo mundial y poseen alrededor del 60% de las reservas petrolíferas del mundo.

b) Su escasa población vive en gran porcentaje de una ganadería nómada, de la artesanía, de un comercio elemental y de la agricultura en los grandes ríos.

c) Interminables conflictos religiosos internos.

d) La problemática étnica de los llamados "pueblos sin Estado" (Kurdos, palestinos);

e) Debilidad del Estado de derecho (instituciones, democracia, etc.) en muchos de ellos (Irak, Afganistán), que ha provocado la descomposición fáctica de los mismos con la amenaza de aparición de nuevas formas de poder (IS y el Califato Islámico en Siria-Irak-Kurdistán).

En la actualidad el mundo islámico afroasiático está marcado por dos hechos opuestos:

a) el fracaso de los regímenes políticos laicistas citados.

b) el renacimiento del integrismo, como reacción de los grupos islámicos más radicales, contra la oleada de "laicismo" y "occidentalismo", impuestos por gobiernos laicistas.

a) El fracaso del laicismo. La llamada “Primavera Arabe”

Desde Marruecos al Golfo Pérsico se produjo en el año 2010 un movimiento de reivindicación de libertades que han llamado “Primavera árabe”.

Comenzaron en Túnez como alzamientos populares contra regímenes políticos corrompidos, afincados en el poder durante décadas, que pese a la demagogia, no han querido o sabido sacar a la población de la miseria. Reclamaban mejora de las condiciones de vida y creación de regímenes democráticos (la de Túnez comenzó por el encarecimiento de los precios). No se trataban de golpes de Estado militares. Eran algo más parecido a una “revolución obrera”.

En efecto, a partir de los años 80 estos regímenes laicistas evolucionaron hacia el autoritarismo, arropados por la corrupción de los clanes familiares dominantes, con la connivencia de Occidente. El pueblo les acusó de no haber sido consecuentes con la occidentalización en lo que se refiere a la democracia, derechos humanos, bienestar económico, etc., viéndose obligada la población a emigrar masivamente a Europa, donde pudo comprobar la existencia de otra forma de vida.

Las primeras consecuencias fueron los derrocamientos de mandatarios en Túnez, Libia, Egipto; las promesas apresuradas de mejoras sociales y económicas; las propuestas de reformas políticas; luego, en algunos escenarios, la guerra y represión sangrienta (Libia, Siria, Yemen). Los resultados finales han sido decepcionantes.

b) El afianzamiento del integrismo islámico

Por otra parte, sectores más radicales del Islam (“fundamentalistas” decimos en Occidente), acusaron a sus dirigentes de “occidentalización” y de laicismo, con lo que se inició o aceleró en estos países lo que nosotros denominamos “terrorismo islámico”, que no es otra cosa que una determinada interpretación de la yihad islámica, aplicada contra los infieles, que no son solamente los occidentales (turistas, por ejemplo), sino los mismos islámicos laicistas (cf. La cita de Said Hawwa en la p. 8).

» En el espacio africano, todos conocemos siglas o nombres como: Hermanos Musulmanes, Al-Gama’a al-Islamiya, más violenta (Egipto); AQMI (Al Qaeda en el Magreb Islámico), en Argelia; en Marruecos adopta el nombre de Grupo Islámico Combatiente Marroquí (GICM); en Túnez, el de Grupo Combatiente Tunecino (GCT) y en Libia, el Grupo Islámico Combatiente Libio (GICL). El Sahel se ha convertido en foco de expansión de grupos fundamentalistas islámicos (Boko-Haram, en Nigeria; Al-Shabab, en Somalia).

» En el espacio de Oriente Próximo y Oriente Medio: Hamás, Hizbola, Al Qaeda, Frente Al Nusra, ISIS.


En el Equipo Pedagógico Ágora trabajamos de manera altruista, pero necesitamos de tu ayuda para llevar adelante este proyecto


¿Por qué hacernos un donativo?

COMENTARIOS

(NOTA) Los comentarios pueden enriquecer el contenido de los artículos; sin embargo, reflejan la opinión, sólo y exclusivamente, del comentarista y aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición. Para publicar un comentario es necesario estar registrado.

 

Este artículo aún no tiene comentarios publicados. Puedes ser el primero en darnos tu opinión.

 

Esta web utiliza cookies. Para más información vea nuestra Política de Privacidad y Cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
Política de cookies